Mar. Abr 23rd, 2024

La Navidad se extiende hasta bien entrado enero en ciudades como Madrid y Barcelona. Pasada la festividad de Reyes y hasta mediados o finales de mes se desarrolla la campaña de recogida de árboles de Navidad naturales. En Madrid, los ciudadanos tienen la posibilidad de llevarlos a los viveros anunciados en la web oficial. El 18,7% de los recibidos el año pasado (93 ejemplares) se replantaron. Con el resto, inservibles por no encontrarse en buen estado, se utilizaron para obtener compost. En Barcelona, el Ayuntamiento va a habilitar “decenas de puntos repartidos por los 10 distritos” para recoger los abetos ente el 7 y el 17 de enero. Los ejemplares se trituran y se dejan madurar. Con los restos se obtiene mulching o alcolchado, que sirve para airear y retener la humedad de los suelos y que a la vez supone una solución natural para frenar el crecimiento de las malas hierbas.

Divulgadores ambientales como Miguel Aguado, socio director de la consultora B Leaf, abogan por estos abetos naturales en detrimento de los de plástico, y recomiendan comprarlos en viveros especializados o en la escuela de Ingenieros de Montes, que llevan comercializándolos desde 1959 como forma de pagarse el viaje de fin de curso. Tanto unos como otros los gestionan con criterios ecológicos, los cultivan para este fin. “Es un ser vivo”, recuerda Aguado. “Hay que alejarlos de los radiadores, mantenerlos húmedos y no cargarlos de bolas en exceso”, añade. Con estos cuidados, entregados en buen estado, volverán al entorno natural y servirán para otro año.

En el caso que se quiera optar por un ejemplar artificial, Aguado recomienda árboles de cartón porque se pueden reciclar. Estos abetos sostenibles suelen constar de cuatro cartones en forma de cruz, lo que permite que se sostenga de pie. El material adquiere forma de hojas y cuenta con hendiduras para colgar adornos o por las que pasar las luces de colores. Los de plástico, advierte, no son un envase y no se pueden depositar en el contenedor amarillo. Como última opción, el divulgador accede a sugerir uno artificial de plástico pero si es de muy buena calidad. “La durabilidad es el mejor de los criterios ambientales”, asegura para referirse a su reutilización en años venideros. Con los adornos aplica el mismo criterio. Mejor rescatar las bolas del año anterior que comprar unas nuevas. Mejor si son de madera o de papel porque se podrán reciclar cuando no sirvan. O de cerámica de Talavera, porque son piezas artesanales únicas y de valor, por lo que se extremará el cuidado –en cualquier caso son huecas, no pesan tanto– y se utilizarán año tras año y no habrá un árbol igual.

Cómo gestionar los residuos que se generan en Navidad

CAVA

Existe una técnica para abrir los vinos espumosos. La botella siempre posada sobre una superficie durante la primera fase. Se retira el envoltorio que recubre el tapón, se aprisiona el tapón con el dedo gordo para evitar que salga disparado el corcho mientras se quita el bozal metálico (seis vueltas hay que dar al alambre en forma de círculo). El bozal se quita sin dejar de presionar el tapón con el dedo (por seguridad). Ahora ya es cuando se alza la botella y se agarra por el culo y se inclina unos 45 grados. Lo que gira es la botella, no el corcho. Se debe efectuar muy despacio y evitar que al abrirla haga ruido.

Forma de reciclarlo

Botella. Pesa 850 gramos, se trata de un envase de vidrio más grueso que los que contienen vinos tranquilos porque tiene que aguantar la presión del gas. Al contenedor verde.

Tapón de corcho. Las botellas de cava siempre llevan tapón de corcho, no sintético. Para contener la presión. Al marrón, al de orgánico.

Bozal de metal que rodea el tapón. Necesario para que el gas no expulse el tapón. Al ser metálico como una lata y considerarse parte del envase, al amarillo.

Papel metálico que envuelve el cuello de la botella. Se puede juntar con el bozal y depositarlo en el amarillo. Es un envoltorio metálico.

TURRÓN

El turrón es almendra y la variedad más recomendada y la más cara es la marcona. Es más achatada y ancha que el resto, es redondeada. Tienen una textura más cremosa y menos amargor. Produce dulces de más valor. Estas almendras son autóctonas de Alicante, ergo el turrón de Xixona.

Forma de reciclarlo

Caja de metal. Se puede considerar un envase como si fuera una lata de conservas, por lo que se deposita en el amarillo. El divulgador Miguel Aguado, siempre pendiente de la reutilización, recomienda buscarle otro uso. El más evidente es como caja de almacenamiento.

Caja de cartón. Al contenedor azul siempre y cuando no esté muy manchado, porque contaminaría el resto.

Plástico envoltorio. Es un envase y de plástico. Al amarillo.

Papel blanco decorativo que recubre la bandeja de los dulces navideños. Al azul si no se ha manchado en exceso. Los polvorones y otros dulces traen su propio envoltorio, por lo que no acabará muy sucia.

PANETONE

Entró el año pasado en la RAE sin la doble t, como panetone. Los académicos lo describieron como un bizcocho, algo que no leyeron bien los artesanos italianos, que insisten en que se trata de un pan de masa madre fermentado relleno de pasas y naranja confitada, que no es un producto de repostería. Los italianos lo han vuelto a hacer, como con la pizza, crear en este caso un dulce imbatible e internacional. Su consumo en España se ha multiplicado por 10 en la última década, según el Gremio de Pastelería de Barcelona.

Forma de reciclarlo

Papel decorado en el que se comercializa. Al azul.

Papel que lo recubre similar al que llevan las magdalenas. Va al contenedor gris, el de la fracción resto, porque una parte de producto se queda pegada.

Envoltorio de plástico que lo recubre. Al amarillo.

Cartón que impide que se deforme. Al azul.

Metal plastificado que sirve para cerrar el envoltorio similar al del pan de molde. Es parte del envase y es metálico. Al amarillo.

EL JAMÓN DE LA CESTA

La mejor forma de calibrar el valor de una cesta de Navidad pasa por comprobar el color del precinto enganchado a la pata de jamón. El negro indica que el jamón es de bellota 100% ibérico. El rojo significa que es de bellota, pero tiene menos pureza de raza ibérica (entre el 50% y el 75%). Si es verde no come bellota, pero pasta al aire libre y se alimenta de pienso, y es ibérico. El blanco sigue siendo ibérico, pero implica que vive en granjas, está estabulado. Estas vitolas las llevan tanto los jamones (patas traseras) como las paletillas (delanteras).

Forma de reciclarlo

Tela en la que se comercializa. Al gris, fracción resto.

Caja de cartón que ejerce de cesta de Navidad. Al azul, siempre plegada y nunca se debe dejar al lado del contenedor porque se estropea y además entorpece.

Corteza del jamón. Es orgánico, como el hueso, por lo que va al marrón.

Plástico en el que se envasan un jamón cortado. El envase donde se vende ya loncheado va al amarillo. Los plásticos que sirven para separar las lonchas, también.

PAPEL DE REGALO

Cuenta Aguado, el divulgador ambiental, que algunos de los papeles de regalo parecen de plástico pero en realidad son satinados, como los de las revistas, por lo que se pueden depositar en el contenedor azul. Los que son de plástico, como algunos que recubren las plantas a modo de regalo, sí deben ir al amarillo.

Forma de reciclarlo

Papel de envolver brillante. Imita el metal, pero es de papel. Al azul.

Papel de envolver clásico. Aguado recomienda abrir el regalo con cuidado y reutilizar ese envoltorio para los cumpleaños del resto del año a riesgo de parecer que se está regalando lo mismo.

Detalle de papel en forma de flor que se coloca en el envoltorio o lazo de tela que recorre el paquete. Depende del material. Si es una flor de papel, al azul. Si es una flor seca, al marrón. Si es tela, al gris. Si es cuerda de pita, al marrón. Aguado recuerda que tan importante es reciclar como hacerlo bien. Conviene depositarlo en el contenedor correcto para no contaminar el resto de residuos.

ECOCONSEJO PARA UNA NAVIDAD EN FAMILIA

El divulgador ambiental Miguel Aguado aporta un econsejo en estas fiestas. Preparar los cubos y las bolsas de reciclaje antes de que lleguen todos los familiares para que desde el principio se separen los residuos de forma correcta.

Miguel Aguado

Divulgador ambiental