Jue. Abr 18th, 2024

La Conferencia Episcopal Española (CEE) celebrará una Asamblea Plenaria Extraordinaria el próximo lunes, 30 de noviembre, para estudiar el informe que el Defensor del Pueblo ha entregado este viernes en el Congreso de los Diputados. El informe, muy duro con la institución, incluye 487 entrevistas a víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia y convierte a España en el país con la proyección oficial de afectados más alta: un 1,13% de la población de entre 18 y 90 años ha sufrido abusos siendo menor de edad en el ámbito religioso, según una encuesta que se incluye en el informe.

La asamblea de los obispos, según explica la CEE en un comunicado, estará “centrada en la cuestión de los abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia” y, a su término, “se ofrecerá a los periodistas la oportuna información sobre los mismos”.

En la reunión los obispos estudiarán también “la solicitud del Despacho Cremades & Calvo Sotelo para ampliar el plazo de entrega de los trabajos que viene realizando por encargo de la Conferencia Episcopal” sobre el mismo asunto. El pasado 11 de octubre los obispos exigieron a Cremades que les entregue en 10 días la auditoría sobre la pederastia que le encargaron hace más de año y medio, pero días después el despacho de abogados desoyó el ultimátum y explicó que acabará su informe sobre la pederastia a final de año.

En la conferencia de prensa tras la entrega del informe este viernes, Gabilondo se ha mostrado duro con los prelados. Ha criticado su escasa colaboración en la investigación en muchos casos: “No todos los obispos han colaborado, algún obispo nos ha reñido”.

La Conferencia Española de Religiosos (Confer), que representa a institutos religiosos y sociedades de vida apostólica establecidos en España, por su parte, ha señalado este viernes que tomará en consideración y estudiará las propuestas recogidas por el Defensor del Pueblo sobre abusos sexuales en el ámbito de la Iglesia católica, y las trabajará con sus institutos para “subsanar el daño producido” y prevenir nuevos casos.

Las entidades religiosas han indicado que van a “trabajar” los aspectos reflejados en este informe en sus centros educativos para “seguir implementando las políticas de prevención que ya poseen”. Desde Confer han pedido perdón a todas las víctimas: “Nos sentimos profundamente identificados y lamentamos si en algún momento no hemos actuado correctamente”, han señalado.